Adquirir un producto certificado

En el intento de esquivar las normativas vigentes se registran en el mercado, además de artículos dotados de regulares certificaciones emitidas por Entes Habilitados, autoceretificaciones, certificaciones falsas o incluso artículos sin certificación alguna. He aquí tres importantes reglas para reconocer un producto regularmente certificado.

A) La primera regla es controlar la presencia de una etiqueta sobre la cual sean incluidos los siguientes datos:
  1. Nombre productor o distribuidor
  2. Descripción tipo de producto
  3. Instrucciones útiles para un uso correcto
  4. Altura máxima en fase de utilización
  5. N. de peldaños o clavijas
  6. Mes y año de febricación
  7. Peso máximo garantizado
  8. Peso del producto
  9. Normativa de referencia

B) La segunda regla es certificarse de la existencia del manual de uso y asistencia: para cada producto distribuido la normativa prevee precisas informaciones para los usuarios, que aconsejan el uso correcto y los dispositivos más importantes para la prevención y la seguridad.

C) La tercera regla es volver a pedir el Certificado de Conformidad al productor para certificar che el producto responda efectivamente a las normativas vigentes. La confirmación de la autenticidad del certificado puede realizarse señalando a las entidades habilitadas el número de Certificado de Conformidad del producto. Cada certificado es numerado para garantizar que sera fácil de encontrar y tiene valideza ilimitada, excepto en caso de modificaciones del producto.

Consulta il PDF

scale scale scale